Showing all 13 results

Envío gratis a partir de 150,00€ (para España Peninsular)

Camilla eléctrica

Tanto para centros de estética como para realizar un tratamiento de rehabilitación y fisioterapia, una camilla eléctrica es una herramienta que no puede faltar entre el mobiliario para la consulta.

A la hora de realizar cualquiera de estos tratamientos, es importante que tanto el paciente como el especialista, puedan sentirse cómodos, así resultarán mucho más efectivos.

De ahí la importancia de disponer de una camilla adecuada donde el paciente pueda estirarse de manera confortable y relajarse, mientras el profesional realiza su trabajo de manera adecuada, ya que podrá llegar fácilmente a todas las partes del cuerpo que necesiten del tratamiento.

Una de las opciones de camillas que son tendencia en el mundo de la fisioterapia y la estética, son las camillas eléctricas.

Este tipo de camillas necesitan de la electricidad para que su motor eléctrico pueda funcionar, permitiendo disfrutar de las ventajas que ofrece.

Entre ellas está el poder regularla en altura de forma sencilla a través de un mando, o cambiar la posición en la que se encuentra el paciente al mover el respaldo de la camilla o los pies.

Esto hace que recibir el tratamiento resulte en algo más agradable para la persona que lo necesita y, para el médico o el especialista estético, resulta mucho menos complejo poder llegar hasta las zonas más difíciles facilitando su labor.

Este tipo de camillas están fabricadas con materiales fuertes y duraderos. Además, se pueden encontrar divididas en diferentes secciones, en 2 o 3, facilitando mucho más el cambio postural del paciente sin que el especialista sufra ningún daño al moverlo.

Comprar camilla eléctrica

A la hora de comprar una camilla eléctrica, es necesario tener en cuenta diferentes aspectos que mostrarán si la camilla es la adecuada o es mejor buscar otra.

Hay que pensar en el lugar donde será colocada. Es importante que haya espacio para que el profesional pueda moverse de un lado a otro sin obstáculos.

Dependiendo del tratamiento que se vaya a realizar será necesario disponer de una camilla con más o menos secciones que se puedan mover de manera individual. En el caso de un tratamiento de estética es importante que, al menos, disponga de un respaldo que se puede ajustar.

En estos casos, es posible que también sea necesario que la camilla eléctrica tenga un portarrollos. De esta manera, se podrá tener el papel a mano haciendo el trabajo mucho más sencillo y rápido.

Igualmente, que se pueda ajustar en altura mediante el motor eléctrico, facilitará que puedas mover la camilla sin esfuerzo. Esto muy importante, en especial, cuando el paciente es corpulento.

Finalmente, una de las cosas que tendrás que tener en cuenta es dónde comprar una camilla eléctrica. Es importante que el proveedor sea de confianza y tenga conocimientos del sector en el que está haciendo negocio.

En Valdan somos expertos en productos y material médico de todas las especialidades. Ofrecemos a los profesionales de la medicina y la estética, todo lo que necesitan para tener una consulta totalmente equipada y profesional, para que puedan dar la atención especializada que sus pacientes necesitan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies